SPM ¿Qué es el síndrome premenstrual y cómo tratarlo?

Contrariamente a la creencia popular, el síndrome premenstrual no es solo un capricho de las mujeres que quieren justificar cambios de humor antes del próximo período. 

El síndrome premenstrual incluye más de 200 síntomas físicos, mentales y conductuales que dificultan significativamente el funcionamiento diario en la segunda fase del ciclo (después de la ovulación). A veces, los síntomas pueden ser tan fuertes que es completamente imposible realizar tareas y establecer relaciones sociales. Sin embargo, se pueden aliviar algunos síntomas con farmacoterapia y métodos naturales.

¿Qué es el SPM?

El síndrome premenstrual, también conocido como SPM (síndrome premenstrual), es un conjunto de síntomas característicos de la fase lútea del ciclo, es decir, desde el final de la ovulación hasta el sangrado menstrual (que cede a los pocos días del primer día del período). Las dolencias pueden ser de naturaleza física, conductual y psicológica.

Los cambios hormonales que afectan la actividad de los ovarios tienen un impacto significativo en la aparición de los síntomas. Esta tesis se confirma por la falta de SPM en el momento en que no se produce la ovulación, es decir, principalmente antes de la pubertad, después de la menopausia y también durante el embarazo.

Otro factor importante es la influencia del estradiol y la progesterona en el sistema de neurotransmisores (disminución de la concentración de ácido gamma-aminobutírico y serotonina, lo que produce ansiedad y ansiedad).

La tendencia premenstrual es genética: si tu madre sufrió el síndrome premenstrual, existe un 70 % de probabilidad de que tú también experimentes el síndrome premenstrual.

Los síntomas del síndrome premenstrual son más notorios entre los 25 y los 35 años, que es el período de reproducción con ciclos ovulatorios. En mujeres jóvenes y mayores, también se presentan síntomas, pero no son tan graves.

¿Cuántos días antes de mi período comienza a dolerme el estómago, mis senos se vuelven sensibles y aumenta mi apetito? Usted puede notar los síntomas del síndrome premenstrual hasta 14 días antes de su período. Los síntomas del síndrome premenstrual pueden ser leves y no afectar significativamente su funcionamiento diario. En el 2-6% de los casos, sin embargo, toman la forma de trastorno disfórico premenstrual (TDPM), que se manifiesta por una intensificación significativa de los síntomas (especialmente mentales).

Tensión premenstrual – síntomas

De acuerdo con los supuestos de la Sociedad Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (AOCG), puede sospechar el síndrome premenstrual cuando nota al menos un síntoma mental o físico durante un mínimo de cinco días antes de su período y deja de molestarlo dentro de los cuatro días posteriores al comienzo de su período. .

Además, los síntomas característicos del síndrome premenstrual no ocurren en la fase folicular (la primera fase del ciclo, que comienza el primer día de la menstruación y termina el día de la ovulación). Si experimenta los trastornos físicos y mentales del síndrome premenstrual durante todo el mes, puede ser un signo de otra afección grave que requiere consulta con su ginecólogo.

Recuerda también que para encontrar el síndrome premenstrual, es importante que las irregularidades te acompañen durante al menos dos ciclos mensuales. Un episodio único no debería ser motivo de preocupación.

Síntomas físicos

El síntoma más característico del síndrome premenstrual es el dolor mamario previo al período (mastodinia). Esto se debe al aumento de progesterona y prolactina después de la ovulación. Los cambios hormonales en su cuerpo en este momento pueden hacer que sus senos se vuelvan sensibles.

Cambiar sus niveles hormonales también contribuye al dolor de cabeza antes de su período. Es de naturaleza similar a la migraña y es más grave de lo que podría sentir en la primera fase de su ciclo, y si sube la temperatura corporal antes de la regla puede indicar que tiene síndrome premenstrual.

Otros síntomas físicos característicos del síndrome premenstrual incluyen:

  • flatulencia
  • estreñimiento
  • desorden digestivo,
  • apetito excesivo
  • dolor en la columna lumbar,
  • hinchazón de las extremidades
  • problemas de la piel (principalmente lesiones de acné),
  • sequedad vaginal
  • discapacidad visual.

Síntomas mentales

La tensión antes de la menstruación, sin embargo, no son solo trastornos físicos. El síndrome premenstrual también se trata de anomalías mentales que dificultan el funcionamiento diario y la socialización. En la segunda mitad del ciclo mensual, puede sentir:

  • disminución de la libido ( que está relacionada con la sequedad vaginal antes del período ),
  • irritabilidad,
  • volatilidad de los estados de ánimo,
  • arrebatos de ira
  • ansiedad,
  • confusión
  • cansancio,
  • ataques de llanto
  • dificultad para concentrarse
  • arco,
  • estados depresivos,
  • sensación de perder el control de la situación,
  • Retiro social.
    Curiosamente, hasta el 15% de las mujeres que luchan contra el síndrome premenstrual tienen estados depresivos tan fuertes que intentan quitarse la vida. Esto muestra claramente la gravedad del problema y que no debe subestimarse.

Teniendo en cuenta que las molestias mentales relacionadas con el síndrome premenstrual aumentan el riesgo de embarazo y depresión posmenopáusica, es extremadamente importante iniciar un tratamiento que reduzca la intensidad de los síntomas.

Síntomas conductuales

Los síntomas conductuales que anuncian el inicio de la menstruación incluyen una capacidad reducida para el análisis visual-espacialAdemás, las capacidades cognitivas se ven significativamente afectadas. Estos síntomas están directamente relacionados con los síntomas físicos y mentales: deterioro de la visión y dificultad para concentrarse.

¿Cómo distinguir el SPM del TDPM?

El síndrome premenstrual es un síndrome premenstrual que tiene síntomas físicos, conductuales y mentales. Por otro lado, el TDPM como trastornos disfóricos premenstruales son principalmente trastornos mentales.

Si bien es suficiente confirmar la presencia de uno de los síntomas para diagnosticar el síndrome premenstrual, solo puede hablar sobre el síndrome disfórico premenstrual cuando observa al menos cinco de las once anomalías:

  • bajo estado de ánimo y autoaceptación,
  • sensación de ansiedad y aumento de la sensibilidad,
  • afectar la variabilidad,
  • fuerte ira e irritabilidad,
  • renuencia a realizar las tareas diarias,
  • dificultad para concentrarse
  • tristeza y cansancio fácil,
  • pérdida de apetito o su aumento excesivo,
  • alteración del sueño,
  • sentirse abrumado
  • Síntomas físicos generales: sensibilidad en los senos, flatulencia, aumento de peso, dolor de cabeza, dolor en los músculos y articulaciones.

SPM – tratamiento farmacológico y natural

Si se pregunta cómo aliviar los síntomas del síndrome premenstrual, haga algunos ajustes menores en su estilo de vida y dieta. En primer lugar, limite la cafeína y reduzca el consumo de sal. También aumente el número de comidas con carbohidratos. Contienen triptófano, que es un precursor de la serotonina (la hormona de la felicidad). El ejercicio, especialmente los ejercicios aeróbicos y relajantes, también tendrá un efecto beneficioso sobre un síndrome premenstrual fuerte.

Con un empeoramiento particular de los síntomas de la tensión premenstrual, como sensibilidad en los senos o dolor de espalda antes del período, puede ser necesario implementar preparaciones farmacológicas (inhibidores de la recaptación de serotonina – ISRS) y suplementos de calcio, magnesio y vitaminas B6, D y E. notará los efectos del tratamiento después de menos de dos días. Sin embargo, recuerde que pueden ocurrir efectos secundarios como náuseas, insomnio y disminución de la libido con el uso continuo de medicamentos ISRS. Si los observa, informe a su médico acerca de ellos. Si su temperatura sube antes de su período, puede usar antipiréticos de venta libre. A veces, la anticoncepción hormonal basada en drospirenona y un progestágeno también se usa en el tratamiento del síndrome premenstrual.

Entre los métodos naturales, merecen especial atención los preparados a base de hierbas. Puedes utilizar infusiones o extractos de:

  • monje casto,
  • Hierba de San Juan,
  • cohosh negro,
  • diente de león,
  • onagra.

También puede optar por la terapia cognitiva conductual. Puede ayudarte a aliviar otros síntomas del síndrome premenstrual además de los físicos, como la ansiedad y la depresión, por ejemplo. La terapia realizada correctamente a veces puede reemplazar el uso de medicamentos. Sus beneficios son efectos más duraderos, aunque debes esperarlos más tiempo.

 
Resumen
SPM ¿Qué es el síndrome premenstrual y cómo tratarlo?
Nombre del artículo
SPM ¿Qué es el síndrome premenstrual y cómo tratarlo?
Descripción
El síndrome premenstrual incluye más de 200 síntomas físicos, mentales y conductuales que dificultan significativamente el funcionamiento diario en la segunda fase del ciclo (después de la ovulación).
Autor
Publisher Name
bebeysalud.com
Publisher Logo

Deja un comentario