Malas posturas I

malas posturas

Hace ya casi un año que acarreo dolores de espalda, la verdad es que siempre he padecido de ella porque tengo escoliosis múltiple pero aprendí a vivir con el dolor y siempre he adoptado malas posturas inconscientemente para compensar esas desviaciones.

En mi primer embarazo los dolores se agudizaron, sobre todo en el coxis y la ciática, al tener que guardar más reposo me movía menos y no podía salir a pasear como me recomendaba mi médico de cabecera, así que podríamos decir que todo empezó ahí.

Ya cuando día a luz el tener que bregar con dos bebés, dormir mal,  posturas forzadas para poder estar más atentos de ellos o por colecho, y sobre todo la mala postura que adoptaba para sacarme leche, era un extractor doble, y recuerdo que me ponía en la cama recostada, (tenía que ponerme cómoda porque tardaba 1h en sacarme leche cada vez, así 8 veces al día, una jornada laboral sacándome leche!!) , cogía mi Tablet y me ponía a jugar o a navegar mientras me extraía la leche, tantísimas horas hicieron mella, y para colmo otro embarazo con su peso correspondiente etc.,.

Cuando nació mi tercer bebé lo llevaba en el pañuelo, me resultaba muy cómodo, para darle el pecho me ponía en posturas muy forzadas porque tenía frenillo y tenía que adaptarme a él para que succionara mejor, y ya a los 3 meses empezamos con el sacaleches otra vez durante 9 meses más, esta vez me sacaba sentada pero otra vez con mi maravillosa Tablet, una postura muy mala, sacando chepa y haciendo virguerías para poder tener las manos libres para tocar la Tablet o ponerle el chupete a mi hijo y que a la vez no se cayeran los embudos jajajaja un cuadro vaya para verme.

A lo que vamos que todo esto me acarreó muchas contracturas que fui tratando en urgencias, me inyectaban medicamentos y mejoraba algo, pero siempre me dolía el hombro, lo achacaba a que me pesaban mucho los pechos y me compré mil sujetadores que ninguno me aliviaba el dolor. También me dolía una cadera que creía que era de andar por llevar un calzado inadecuado. Pasaron los meses y empecé con un dolor horrible en el brazo izquierdo, que no se iba, para que me entendáis es el “dolor de la suegra” pero de forma constante, imaginaros lo doloroso que es.

Por fin me decidí ir al traumatólogo que me mandó sesiones de rehabilitación con un fisioterapeuta. Después de 15 sesiones estaba peor por lo que me hicieron una resonancia y he ahí donde se dio por fin con el origen de todo, tengo una hernia cervical de las que son para estudiarlas (otra lumbar pero más pequeña), lo del dolor y pérdida de fuerza en los dedos es ya una fase avanzada, la siguiente ya es la parálisis…. Imaginaos como me puse cuando me lo dijeron, fue el día de Reyes, vaya regalo!!! Así que por mis malas posturas, por no cuidarme me veo con un collarín que tengo que llevar casi todo el día y con mucha medicación, ya estoy algo mejor pero no descartan operarme,  yo no quiero operarme así que voy a poner todo de mi parte para evitarlo, estoy tomando mi medicación recetada por el médico y además complejos vitamínicos con colágeno, magnesio, potasio etc. Ya os hablaré más delante de este complejo vitamínico o semejante porque me parecen estupendos.

Moraleja, si estás dando el pecho o extrayéndote o simplemente al cuidado de tu bebé o hijos, cuídate, porque tú eres el pilar de su pequeña vida y si ese pilar se balancea no puede estar 100% con ellos, por no cuidarme me veo así, hay que amar a nuestros hijos sobre todas las cosas pero también tenemos que querernos nosotros porque somos su vida. Amate!!!

 

 

 

Deja un comentario