Embarazo múltiple

Embarazo múltipleHoy me gustaría hablaros del embarazo, y más concretamente del embarazo múltiple.
Hay algunas mujeres que por suerte viven un embarazo múltiple como uno de un sólo bebé y eso es maravilloso, yo no pertenezco a ese grupo, pero tampoco tuve un embarazo de reposo absoluto, al menos en gran parte.

Desde el momento que me enteré que estaba embarazada (lo cuento en mi anterior entrada (fiv-icsi mi experiencia), me surgieron muchos miedos y dudas, lo primero fue pensar en un embarazo múltiple, ya que por el resultado de mi beta (176 solo 11 días después de la transferencia de embriones) tenía pinta de que sería así.
Mi temor no era parir 2 o más bebés, ni criarlos, mi temor era perderlos, todos sabemos que un embarazo múltiple es de alto riesgo y para quien no lo sepa ya queda enterado, mi embarazo corrió desde un principio entre el hospital privado y el público por decisión propia quería llevarlo por ambos y tener la oportunidad de elegir dónde parirlos según fuera el embarazo.

Hay quien piensa que en un embarazo gemelar o múltiple hay que estar de reposo absoluto todo el día y eso no es así, puedes hacer una vida normal mientras la barriga te deje, a no ser que haya algún problema desde el principio por peligro de parto prematuro o de aborto espontáneo en ese caso si es necesario el reposo. Yo trabaje hasta la semana 19 aproximadamente, mi barriga creció mucho y tenía mucho dolor en la zona de las costillas porque según los médicos me decían se estaba despegando el músculo para hacer hueco al útero.

Ya de baja en casa me dediqué más bien a estar tumbada con la falsa creencia que así engordarían más, varias personas me recomendaron que después de comer me tomara un pastel y me echara a dormir del lado izquierdo,…. En fin, lo de estar del lado izquierdo bien, de hecho es recomendable para que se riegue mejor la placenta con la sangre y así se nutra el feto o fetos mejor, pero lo del pastel y estar tumbada…..cogí 25 kg, tenía ciática de no moverme y diabetes gestacional, un cuadro vaya, por eso os quiero aconsejar que estéis lo más activas posible en vuestro embarazo, todo dentro de la lógica claro, no vais a ir a montar a caballo pero sí podéis salir a pasear 1hora diaria por ejemplo. Lo de las siesta también está bien, lo del pastel….no hacedlo siempre y menos si tenéis posibilidades de tener diabetes gestacional.

El mi último embarazo (no era gemelar) solo cogí 6 kg, me mantuve activa hasta el final, todos los días salía a andar, hacía vida normal sin excesos y la verdad que me sentía muy bien. Recuperé mi peso 2 semanas después de dar a luz.

Momento cuando los sientes por primera vez….no hay palabras para describirlo, es algo tan maravilloso y deseado a la vez que no te lo crees, recuerdo perfectamente que estaba trabajando cuando sentí como cosquillas en mi lado izquierdo (donde estaba mi niña), al principio pensé que eran gases porque nunca había estado embarazada y esa sensación era nueva para mí, pero no paró de moverse en mucho rato y ya más adelante me di cuenta de que era mi “bichita”, mi niño empecé a notarle mucho más tarde, 1 semana o más después, siempre ha sido más tranquilo que su hermana, es más ya con la barriga gorda siempre empezaba a moverse ella y lo despertaba y él le seguía el movimiento, es más aun, ahora que tienen casi 2 años es ella la que empieza las cosas y él el que la sigue.

Cuando tienes tu barriga grandota y la ves moverse de un lado al otro sabiendo que están tus bebés jugando sientes un amor indescriptible y te mueres de ganas por abrazarlos y adorarlos el resto de tu vida.

La gente por la calle se asustaba al ver tremenda tripa jajaaja y eso que no llegué a las 40 semanas sino ya me hubieran hecho hasta fotos, ya apenas podía andar porque al ponerme de pie el peso hacía que me doliera mucho y si no me sujetaba la tripa no podía andar, lo más lejos que podía ir era a un parque cercano.

Mi embarazo duró 34+5 semanas, esa misma mañana estuve en monitores y no salió nada alterado pero a las 15h mientras veía tranquilamente la tv tumbada en el sofá sentí un crujido que me hizo ponerme en pie de un bote, rompí aguas, la bolsa de mi hija, que decidió que ya quería salir.
Como no tenía contracciones ni nada me arreglé tranquilamente, me duche, y me fui al hospital, hasta 12 después no empecé con contracciones y 6 horas más tarde ya estaban mis pequeños en el mundo, fue un parto vaginal, sin instrumentación ni episiotomía ni nada, primero mi niña y 5 minutos después mi niño, fueron directos a la incubadora, solo pude darles un beso y se los llevaron…. Pero esto lo contaré en otra entrada, espero os haya entretenido.

Este articulo fué posteado en Embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.