Destete

Si te ha gustado califica este post

DesteteHace justo hoy 3 semanas comencé con la ardua tarea de dejar de sacarme leche materna para mis bebés, no sé si la palabra correcta es destete para dejar de sacarse leche con sacaleches pero es la que usaré.

Después de 11 meses mi pequeño ya no se está quieto en ningún momento y cada vez requiere más tiempo y por supuesto no se está quieto mientras mamá se saca leche, por lo que cada vez estaba más agotada y cada vez me apetecía menos el momento de extraerme leche, es por lo que decidí que era el momento de recuperar mi vida completamente y dejar atrás la teta y todo lo que ella conlleva.

Siempre he tenido claro que quería un destete natural, sin fármacos, en el momento que decidí comenzar el destete me extraía unas 4 veces al día, por lo que empecé a eliminar una de las tomas, me fue bastante bien y la verdad que recuperar ese ratito de tiempo me supo a gloria, ahora llegaba del trabajo por la tarde y podía jugar con mis hijos en vez de engancharme a mi maquinita, la verdad que disfruto mucho con ese momento en el que vuelvo a casa y mis hijos vienen corriendo a abrazarme y a darme cariño.

A los 5 días decidí quitarme una toma más, decidí que fuera la de medio día, y ahí lo pasé regular, mis pechos por la tarde se llenaban y estaba algo molesta pero nada que me impidiera seguir con mi vida normal. El tiempo que recuperé a medio día era….raro, me sentaba en el sofá un rato antes de volver al trabajo y me daba ansiedad porque no sabía qué hacer… jajaja que tonta.

Otros 4-5 días después decidí dar un paso más y saltarme otra….decidí que fuera la de la mañana…..ahí si tuve problemas, recuerdo que era viernes y me fui de tiendas a medio día con una amiga, fue un show, los pechos eran rocas ya que no me extraía desde la noche anterior, cuando fui a probarme una camisa la leche se me salía y no podía dejar de soltar leche, así hasta que se quitó la tensión horrible que tenía, me alivió bastante la verdad pero tenía que volver al trabajo y hasta la noche no me podría extraer.

Cuando llegué a casa a pesar de lo hinchado no saqué mucha leche pero tampoco los vaciaba del todo porque si no mi cuerpo reaccionaría generando más leche y sería contraproducente.

Al día siguiente no necesité extraerme, mi cuerpo después de haber pasado por tremendo dolor e hinchazón aprendió rápido a que no tenía que producir tanta leche, y ya no volví a extraerme porque, aunque tenía el pecho hinchado, no me resultaba incómodo, y hasta hoy.

Pasaron unos días donde tenía como bultos, pero los masajeaba y nada más. En la ducha aprovechaba para masajearlos también.

Hoy día ya están sin apena leche, me da pena por un lado, pero me encontraba mal físicamente y creí que era el momento.

Si mi hijo mamara del pecho directamente este momento no hubiera sido aún, lo tengo clarísimo, pero no es lo mismo un bebé que un sacaleches. Estoy muy orgullosa de mis dos lactancias, la primera lactancia materna gemelar de 8 meses de duración, y la segunda lactancia materna de 11 meses de los cuales 3 fueron directos de la teta y que doy las gracias al universo por haberlo podido hacer, sentir que les he dado lo mejor de mí da mucha tranquilidad.

Si te ha gustado dame un Like en facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.