Colecho

Si te ha gustado califica este post

ColechoEl Colecho es un tema muy delicado y crea gran controversia, hay familias que lo aman y otras que lo detestan, yo expondré mi experiencia con este tema.

Desde que me quedé embarazada de los mellizos leí mucho sobre el tema de dormir a los bebés, y encontré de todo, partes que pensaban que dormir en colecho era muy peligroso y que podía provocar la muerte súbita del bebé a pensamientos donde se pensaba todo lo contrario.
En un principio no quería decantarme por ninguno en especial porque todo me parecía un mundo, preferí esperar a tenerlos para ver que haría.

Cuando los mellis vineron a casa todo fue diferente a como teníamos imaginado, primero llegó la niña la acostamos en su cuna pero los nervios a que le pasara algo por ser prematura nos hizo meterla en la cama con nosotros, cosa que también nos daba mucho miedo porque no queríamos aplastarla… Creedme si os digo que los padres creamos un sexto sentido donde no aplastas a tu bebé y mira que a mi hija le encantaba buscar la espalda de su padre y quedarse bien pegadita a él.

Ya cuando llegó el niño la cosa se terminó de confimar, dormíamos con él porque tenía riesgo de atragantarse por sus vómitos. En ese momento nos pareció lo más cómodo y seguro, pasado un tiempo los acostábamos en la misma cunita y la misma pegada a nuestra cama, es una forma de colecho también aunque no se duerma en el mismo colchón, quizás esta es la opción más cómoda para la mayoría de los padres, aunque nosotros dormir lo que se dice dormir dormíamos bien poco, eso de que se despiertan a la vez para comer y de que duermen a la vez es una mentira como un castillo pero eso ya es otro tema.

Cuando crecieron un poco más y se empezaron a molestar entre ellos en la misma cuna los pasamos a cada uno a su cuna pero ambas pegada a la nuestra.

Cuando me quedé embarazada de mi tercer hijo nos dimos cuenta de que la casa se nos quedaba pequeña y nos mudamos, en la nueva casa decidimos dar un paso más en el colecho y como ya eran un poquito más mayores quitamos una barandilla de cada cuna y las atamos a nuestra cama así ambas cunas parecían una alargación de la cama y ellos se quedaban súper tranquilos porque creían que dormían en nuestra cama cuando en realidad seguían haciéndolo en su cuna.
Cuando están enfermos se sienten muy seguros porque nos necesitan cerquita para darles nuestros cuidados y amor.

Cuando nació mi pequeñín no lo dudé ni un momento y cuando necesitó colecho lo hice, también era un niño que le gustaba dormir a su aire así que el colecho en la misma cama fue poco, fue ya cuando tenía unos meses cuando uní su cuna a la cama donde dormía con él, bueno esto lo voy a explicar, ya no cabíamos los 5 en la misma habitación ni era recomendable con un bebé tan pequeño hacer colecho con sus hermanos así que me fui a otra habitación con él, y así un año.

Cuando cumplió el añito mi pequeño,mi niña empezó a dormir muy bien por lo que decidimos llevarla a su habitación a su cama, y la verdad que muy bien.
Nosotros hemos esperado a que cada niño esté preparado para abandonar nuestra habitación, ahora mi pequeño duerme en la cuna de su hermana, su gemelo aún no está preparado para dormir solo, así que dormimos los 4 en la misma habitación hasta que estén preparados para irse.

De pequeña yo hice colecho con mi madre y quizás por eso he tenido más confianza en hacerlo con mis hijos, lo mejor de todo es que ellos te avisan de que están listos para dormir solos, por eso no hay que tener miedo, no van a tener 20 años y dormir con nosotros!!! Os animo si tenéis problemas para dormir, a nosotros nos ha ido bien.

Si te ha gustado dame un Like en facebook
Este articulo fué posteado en Sueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.