Almacenar comida sin gluten

Almacenar comida sin gluten

 

Cuando le diagnosticaron a mi hijo su intolerancia al gluten y a la lactosa se me planteaba el problema de la contaminación cruzada de sus alimentos, es por lo que decidí almacenar la comida sin gluten de una manera específica.

 

Como almacenar comida sin gluten

Toda persona celiaca ha tenido que aprender nuevas conductas de alimentación y de almacenar comida sin gluten para que no se contamine con la comida con gluten, en caso de los intolerantes como mi hijo el procedimiento es el mismo, no hay que mezclar la comida con gluten y la comida sin gluten sino corremos el riesgo de que pase de una a otra.

Empecé por buscar sitios en la cocina que fueran zonas libres de gluten, lo mejor es en las partes altas de los muebles ya que si lo ponemos por debajo de comida con gluten puede caer algo en la sin gluten por obra y gracia de la gravedad.

Limpié a fondo las zonas elegidas, busqué envases de plástico o cristal con tapa para evitar riesgos, una vez puesto los alimentos sin gluten en su interior lo etiquetaba para que no hubiera lugar a dudas, sobre todo si cuida a los pequeños alguien que no está muy familiarizado con las rutinas libres de gluten.

Almacenar comida sin gluten

Consejo

También en el frigorífico elegir la zona alta para los alimentos sin gluten por la misma razón que en los armarios.

Nosotros tenemos también un congelador pequeño solo para productos sin gluten, pero esto no es estrictamente necesario, con usar el cajón de arriba del congelador, si es de cajones, es suficiente, si no tiene cajones aseguraos de que se encuentran bien cerrados los alimentos sin gluten.

En la alacena también los tenemos separados, todos los alimentos sin gluten en un lado y el resto en otro.

También es más fácil para mi pequeño cuando quiere coger algo, sabe a la zona que tiene que ir para encontrar sus productos.

Parece algo lioso al principio almacenar comida sin gluten, y es cierto, llega a ser agobiante, pero poco a poco lo tomas como una costumbre y lo haces sin darte cuenta.

Todo esto es una forma segura de que no se contaminen los alimentos sin gluten.

¿Seguís otro método? Podéis contárnoslo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.